Que la materia se organiza es un hecho cotidiano que podemos constatar en nuestra vida diaria. Es aquello intangible, que nos atraviesa y metaboliza nuestro propio cuerpo, en forma de energía, día a día.

Las personas que hemos sido madres lo hemos experimentado, la vida se abre paso a través de nosotras sin que tengamos que hacer nada de forma consciente.

Lo que no sabemos los seres humanos es de qué manera emerge la realidad. Es decir, no podemos predecir qué ocurrirá mañana, dentro de 5, 10 o 20 años ni de qué forma sucederá.

Sin embargo, como seres sociales, nos enfocamos al futuro, planificamos.

 

Prospectiva y megatendencias: mirando hacia el futuro

En la actualidad, no hay planteamiento económico estratégico que no contemple el análisis prospectivo de las megatendencias. Ya sea en pequeñas o grandes corporaciones, como IKEA en el mercado de Home Furniture. En sus establecimientos muestra de forma profundamente estudiada los estilos Shabby Chic o Industrial, por ejemplo. Se trata de una estrategia comercial, motor de su competitividad empresarial.

De igual manera, los gobiernos, ya fuera el de John F. Kennedy en el pasado, como en la actualidad de la Comisión Europea, las megatendencias son indicadores de hacia dónde parece ir el futuro.

Una disciplina que se utiliza para estudiar y decidir cómo posicionarse estratégicamente con una visión a futuro es la denominada Foresight.

El bebé en el útero, Leonardo da Vinci, 1511. Este trabajo es de dominio público, no Copyright.

 

El Joint Research Center (JRC, Centro Común de Investigación de la Unión Europea) en su análisis de prospectiva, desde el Magatrends HUB (la infraestructura subyacente que respalda el sistema dinámico de inteligencia colectiva de la Comisión Europea) indica cuáles son 14 las megatendencias globales. Entre ellas encontramos las siguientes: 

  • agravamiento de la escasez de recursos
  • la naturaleza cambiante del trabajo
  • la urbanización continua
  • la diversificación de la educación y del aprendizaje
  • la influencia creciente de los nuevos sistemas de gobierno
  • el consumo creciente
  • la expansión demográfica

Entre otras. Todas ellas están interrelacionadas.

 

Materializar el sistema

Arte Relacional: crear redes distribuidas

Aquellas personas que trabajamos desde el constructivismo a nivel pedagógico, abordamos la perspectiva a futuro como un planteamiento operativo y también de gobernanza organizacional.

Señalar cuáles son las megatendencias y la complejidad en la que se encuentran insertas, con el fin de trabajar siendo conscientes de ellas, es crucial para identificar y crear las políticas a futuro. Y el futuro pasa por todos nosotros. El futuro es lo que nos atravesará, y también lo que emergerá.

Como abordamos en el post anterior, el pensamiento sistémico hace referencia a una manera de pensar y las ciencias de la complejidad refieren a un enfoque alternativo en la ciencia.

De ambos se derivan métodos, metodologías y herramientas tecnológicas y sociales cuya utilidad se aplica al diseño sistémico y al cambio de sistemas. En otras palabras, consiste en bajar la abstracción a la práctica.

Nosotras llamamos a esto Arte Relacional. “Arte” porque se trata de crear, “Relacional” porque en las redes distribuidas (aquellas en las que no hay un nodo central ni predominante, como tampoco dependiente) que emergen no priman las  personas o elementos, sino las relaciones que se establecen entre ellas. Como en el cerebro y el sistema nervioso, la conciencia emerge a través de los flujos de información generados por las neuronas que toman la forma de redes distribuidas.

Wisdom

En Wisdom decidimos explorar desde el pensamiento sistémico cómo ir de lo mental a lo material. Es decir, trabajar con la emergencia de la inteligencia colectiva, como la manifestación de la creación consciente de un Sistema Complejo Adaptativo (CAS). Lo definimos y diseñamos como un modelo de emprendimiento que empieza, es, lo que empresarialmente se define como una Start Up.

Con el fin de investigar y observar cómo emergen nuestras propias dinámicas a través de los flujos de información utilizamos nuevas tecnologías sociales y digitales. Creamos redes autoorganizadas que son sostenidas por la importación de energía. Ello nos permite modelar la complejidad, con lo que impulsamos la simulación computacional basada en agentes como un medio que proporciona empirismo. Obtenemos datos a tiempo real, útiles en los procesos de organización y de toma de decisiones para la comercialización y el diseño de servicios. 

Como seres humanos, ¿no estamos acaso decidiendo constantemente dentro y fuera de nuestras empresas?

¿No estamos tomando, millones de personas, los recursos  ecosistémicos que nos ofrece la naturaleza como un negocio que sea el sostén y algo más de algunas de esas vidas?

¿Qué otros tipos de relaciones con la naturaleza y de sociedad son posibles?

¿No es la economía un catalizador que cuantifica y valoriza el intercambio de energía?

Hacemos esto porque tenemos conciencia de que, como seres humanos y como seres sociales co-evolucionamos constantemente, consciente o inconscientemente, junto con otras especies.

Somos conscientes de nuestra propia dinámica como sistema, que es caótica, perpetuamente, siempre. No tenemos el control. Estamos validando, lo cual es la recombinación posible de nuestros esquemas de producción. Ello nos puede permitir exhibir un comportamiento sorprendente y no lineal, y así, experimentalmente, creamos los recursos que nos permiten adaptarnos al medio en el que nos encontramos funcionalmente.

CoPS vs CoPs

Éste es, pues, el fundamento práctico para la observación empírica de los CoPS, acrónimo de los sistemas de producción complejos y que no debe confundirse con las CoPs.

Red neuronal en el interior de nuestro cráneo
© Shutterstock

 

El primero (CoPS) pertenece al ámbito de la ingeniería de sistemas. Las comunidades de práctica (CoPs) guardan relación con el aprendizaje organizacional

Las comunidades son las que pueden encarnar, en parte, el sistema de producción de intangibles, entendido como motor de la economía. Pueden dar lugar a un cambio cultural que integre la visión del desarrollo sistémico de servicios y el diseño de sistemas como una estrategia de competencia económica y financiera empresarial. Es decir, implementar procedimientos internos eficaces para el desarrollo efectivo de nuevos servicios, como ya lo hicieron y hacen Toyota, VISA, Google o MIT. Crear nuevos servicios para la propia compañía, para el mercado o para ambos.

No obstante lo anterior, consideramos que, atendiendo a las megatendencias de JRC señaladas, la labor de un CEO o Gerente de negocio sistémico, ha de centrarse en influir en el comportamiento estratégico de la organización. Es él quien debe hacer posible que la estructura empresarial sea capaz de alterarse y de reconfigurar su arquitectura organizacional, adecuándose  de esta manera al contexto y, dentro del cual, los agentes que conforman el sistema o la red sean capaces de generar funciones adaptativas.

Esto para nosotras, de nuevo, es un arte, que llamamos arte relacional.

¿Con qué fin? Lo vemos a continuación.

Gestión estratégica en Sistemas Adaptativos Complejos (CAS)

La gestión estratégica en los CAS pone énfasis en la construcción de sistemas para que éstos sean capaces de desarrollar rápidamente soluciones adaptativas eficaces, las cuales han de ser también meta-cognitivas, no sólo funcionales. En nuestro caso, el del sistema Wisdom, el contexto es el de la transición de los sistemas sociotécnicos* a la sustentabilidad.

*El término sistema socio-técnico fue originalmente usado para designar la interacción obrero — máquina en ambientes de trabajo industrial. Actualmente se ha extendido su alcance para abarcar las complejas interacciones entre la tecnología y las personas, así como sus consecuencias psicológicas y culturales (observando siempre la razón con lo real y no pensado). 

 

Charles Chaplin enganchado a un engranaje
Este trabajo es de dominio público, no Copyright.

 

Que los CAS adopten soluciones eficaces es un desafío de investigación sobre la innovación para todos los seres humanos, para todas las personas y para todas las organizaciones: políticas, mercantiles, académicas, administrativas o civiles, para todas.

Esto supone abandonar la perspectiva determinista, cambiar el modelo mental, es el ya tan manido “cambio de paradigma” que ha de permitirnos poder observar con imparcialidad, pero con perspectiva de futuro, cuáles son las limitaciones del pensamiento lineal, reduccionista y mecanicista.

Un cambio transformador

Efectivamente, necesitamos manifestar un cambio transformador, que permita:

  • diseñar, planificar y concebir nuevas maneras de relacionarse que generen a su vez modelos de negocio innovadores de forma creativa.
  • la emergencia de nuevos modelos de organización social y/o empresarial, tanto en la producción de bienes y servicios como en la economía de los intangibles,
  • que estas nuevas formas de organización actúen como motor económico global impulsadas desde las industrias culturales y creativas.

Y que estos pongan de manifiesto la necesidad de cambiar legislaciones, normas y directivas, y que permitan emerger nuevas políticas, derivadas de las necesidades que se manifiestan como fuerzas de cambio continuamente en distintos niveles y nichos  del panorama global.

Los procesos de innovación pasan, pues, por revisar la concepción de los clásicos modelos de organización, así como del derecho mercantil y civil y sus marcos fiscales.

Los nuevos sistemas de gobierno que necesitamos en las organizaciones requieren de nuevos sistemas de autogobierno. Y todo cambio pone de manifiesto la necesidad de experimentación.

Necesidad de investigar y de desarrollar. Porque la naturaleza innova constantemente y todos los días lo hace a través de nosotras, estemos atentos a lo que nos muestra, permitamos concebir la realidad como procesos estocásticos a los que hemos de procurar adaptarnos. Y valoremos la posibilidad de escalar nuestro modelo de negocio a través de la emergencia de redes distribuidas.

Materializar la idea: crear el sistema

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: WISDOM Innovación Sistémica.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Política de cookies
Privacidad